Pocas horas antes de asumir la cartera, la Ministra Irene Moreira y el Director Nacional de Vivienda, Arq. Jorge Perini, recibieron a una delegación de la Federación que planteó la necesidad de diálogo y entendimiento para solucionar la angustiante situación de miles de familias. Las autoridades entrantes se comprometieron a dialogar y a mantener “un Ministerio de puertas abiertas” con las fuerzas sociales.

Luego de una breve exposición de la problemática que atraviesan muchas de las cooperativas integradas, el encuentro viró hacia una charla de intercambio y de perspectivas de cada una de las partes. Ante preguntas muy concretas que realizaron los representantes de COVIPRO la nueva Ministra no dudó en afirmar que “el sistema cooperativo cumplirá un rol fundamental en el quinquenio”, “que se debe seguir impulsando el sistema y mejorando lo que no funciona bien” y que los subsidios a la permanencia “continuarán aplicándose porque son fundamentales dentro de la política de vivienda” de la nueva administración.

Por su parte y en lo que respecta a las cooperativas provenientes del Banco Hipotecario del Uruguay, la jerarca tomó nota de los distintos problemas planteados en los últimos años y se comprometió a promover un encuentro tripartito con la Ec. Azucena Arbeleche, titular del MEF, beneficiario del Fideicomiso 1. Lo que sí resaltó la Ministra es no estar de acuerdo con la política de remates impulsada por la anterior administración sin diálogo y sin búsqueda de soluciones, reconociendo que el remate debe evitarse y que la voluntad política de encontrar salidas consensuadas debe prevalecer entre las partes. “Se tiene que llevar tranquilidad a las familias” manifestó con claridad.

Finalmente se mostró interesada en discutir el tema del interés a los préstamos, sin descartar la posibilidad de rever la tasa aplicada hasta la fecha. Para eso consideró importante conectar e intercambiar datos de la administración pero también los que posee la Federación.

Luego de casi una hora y media de reunión, la Ministra entrante solicitó al menos 60 días para comenzar un diálogo preciso y establecer un espacio de negociación. El Director Nacional de Vivienda, por su parte, quedó a disposición de recibir a COVIPRO antes si era necesario para interiorizarse de las diversas situaciones que atraviesan las cooperativas de la Federación.