La Comisión responsable de la Campaña hizo público el pasado 1º de agosto la cifra de adhesiones alcanzadas a los reclamos de la Federación. De esta forma se llega al objetivo que se estableció inicialmente cuando en octubre de 2017 fue lanzada en un acto público celebrado en la sede de COVIPRO.

El anuncio coincide con la planificación realizada por el Coordinador, quien definió intensificar las actividades en los próximos meses, coincidiendo con la campaña electoral. En ese sentido, según los responsables del Firmazo, “es fundamental que el tema de vivienda sea un eje, no sólo en cuanto a lo que aún queda por hacerse, sino también en escuchar las propuestas de soluciones concretas, de los distintos partidos, a los problemas que no se resolvieron a lo largo de estos años”. Por esa razón “nuestra presencia en la calle, en cada barrio, en cada feria, busca precisamente poner el tema como centralidad y obligar al sistema político que hable sobre el mismo”.

Sobre las nuevas metas numéricas en cuanto a la cantidad de firmas, recordaron que “la prioridad era alcanzar las 50.000 adhesiones como se dijo desde un principio. Intensificar las actividades tiene más que ver con el diálogo que nos proponemos con la sociedad sobre dos ejes principales: el 2% de interés para todo el sistema y la necesidad urgente de reestructura para las cooperativas del Fideicomiso 1”. Por ese motivo el verdadero objetivo es difundir ampliamente la plataforma e incorporarla como prioridad que debe resolver el próximo gobierno. “Es muy alentador, sin dudas, que las firmas que nos propusimos ya se hayan alcanzado cuando aún quedan muchas actividades previstas, quizás más numerosas y convocantes que las anteriores. Pero el desafío más importante sigue siendo dialogar con la gente la problemática y encontrar un respaldo masivo”.