El Presidente de la AVN, Arq. Francisco Beltrame, una vez más falta a su palabra y dejará a la administración saliente muy mal parada con respecto a seriedad de las negociaciones que lleva adelante. Más de diecinueve viviendas fueron intimadas en una cooperativa cuando el jerarca se había comprometido a no hacerlo hasta que asumiera la nueva Ministra hace menos de un mes.

El Coordinador de COVIPRO reunido de forma urgente determinó “llamar a los distintos Plenarios institucionales de la Federación” y proponer ante esta nueva arremetida de la ANV “una gran movilización” con fecha aún por determinarse aunque se presume que será a mediados de febrero.

Recordemos que el año finalizó en una negociación con autoridades del MVOTMA que dejó sin efecto una resolución ministerial de octubre cuyas consecuencias eran, entre otras, dejar fuera de la posibilidad de sorteos de préstamos a más de 500 familias de COVIPRO. Este diálogo incluyó, a su vez, el cese de las intimaciones y amenazas de remates a distintas cooperativas pertenecientes al Fidecomiso 1 llevadas adelante por la ANV. En ese sentido, el asesor de la Ministra Eneida de León, aseguró que Beltrame había comprometido su palabra de dejarlas sin efecto hasta la asunción del nuevo gobierno. En consecuencia la Federación suspendió la movilización prevista para el 19 de diciembre.

Sin embargo -cosas extrañas que suceden en esta administración- llegaron notificaciones a una cooperativa de Pan de Azúcar 48 horas después de lo negociado. La Federación simplemente informó de lo sucedido y se lo tomó como un error o como notificaciones que se encontraban en curso mientras se dialogaba. Pero el 17 de enero llegaron de forma masiva -por primera vez además- intimaciones a casi la totalidad de vecinos de SALINAS 98 con la amenaza explícita de presentarse en diez días o iniciar la ejecución de la hipoteca.

Esto fue interpretado por el Coordinador como “una verdadera tomada de pelo” y una “provocación” que deja claro “la falta de interés de cumplir con lo hablado” por parte de la ANV y el MVOTMA. Según integrantes del organismo “hay una falta, además, de jerarquía en estas autoridades, las cuales han tomado actitudes amarillistas, antigremiales”. Como prueba de ello “es obvio que su objetivo fue evitar la movilización pero nunca quisieron realmente parar con este disparate que es intimar a los cooperativistas para que paguen 6.500 U.R. mientras luego mandan a remate esa vivienda por 400 U.R.. Es una vergüenza que se llamen progresistas con estas políticas”.

En ese sentido se analizó el informe solicitado por el diputado Eduardo Rubio (ver siguiente nota) que confirmó “algo que decíamos hasta el cansancio: no son casos aislados los remates o los desalojos. El gobierno terminó por reconocer que a setiembre -en plena campaña electoral- eran casi 250 mensuales”.

El próximo jueves 23 se llevará adelante el primer Plenario y luego el miércoles 29 donde se determinarán los pasos a seguir. La propuesta central será una movilización a mediados de febrero aunque no se descartan otras actividades.